Historia del césped sintéctico

Del viejo estadio Astrodome a la actualidad

En 1965, fue inaugurado en Houston (Texas, EEUU) el estadio Reliant Astrodome, el primero a nivel mundial en tener techo y césped artificial. Fue sede de las ligas nacionales de Fútbol Americano, Béisbol y otras actividades deportivas. En la década del setenta este producto se popularizó enormemente y se comenzó a utilizar en espacios multidisciplinarios que necesariamente exigían la instalación de una superficie sintética multiuso. Por sus características y bondades el césped sintético permitía la optimizar las horas de uso y reducir el costo de mantenimiento. Entrados los años ochenta, algunos clubes de fútbol europeos instalaron las primeras superficies artificiales. Luego de una importante evolución, una nueva superficie sintética, que utilizaba un relleno de arena y caucho, fue introducida como “la nueva generación” o “tercera generación de césped artificial”. Por su estética y seguridad, estas superficies son como la hierba natural. En la actualidad, la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) y otras instituciones que representan los intereses de diversas disciplinas deportivas, en su ánimo de mejorar y difundir el deporte en general, sugieren y adoptan el césped artificial como una superficie perfectamente adecuada a los requerimientos de la alta competencia.

Astro Turf Conica Bonar Yarns FIFA